¿Dónde ruedo mi película?

Facebook
Twitter
LinkedIn

O mi serie, mi corto, mi programa… una de las claves a la hora de realizar un producto audiovisual, es el lugar en el que se va a realizar. Hablando concretamente del mundo del cine o la televisión, en lo que a películas o series respecta, es fundamental contar con diversos factores. Todos y cada uno de los cuales, son esenciales y aspectos clave para que el resultado de la película, sea el deseado. A parte de contar con una buena historia, desarrollada en un buen guion o disponer de los medios necesarios para su realización, obviando el hecho de la necesidad de la financiación, para realizar una película, hay que disponer de una buena localización.

Sobra decir en que consiste este aspecto primordial de todo producto cinematográfico, sin localizaciones, no hay nada que hacer. De estas cuestiones saben los profesionales de Discovery, expertos en localizaciones para rodajes de todo tipo, con quienes hemos aprendido algunas cosas interesantes sobre este aspecto tan importante y, a la vez, poco reconocido.

Es fácil comprende que el lugar de rodaje, determina en gran medida el aspecto y la imagen que se quiere transmitir con una película. Antes de iniciar el rodaje propiamente dicho, se tienen que llevar a cabo una serie de tareas que allanen el terreno para levantar el film. Una de esas tareas, es encontrar el lugar adecuado para el desarrollo de la historia. En la mayoría de las ocasiones, no basta con un solo escenario. Las películas, requieren de varias localizaciones para el desarrollo de la trama y el argumento. Disponer y preparar estos lugares, requiere tiempo, planificación y trabajo. De ahí que, las decisiones relativas a esta parte del rodaje, se tomen mucho antes de su inicio. Justamente en la etapa de preproducción de la película. En este momento, es en el que se determina todo lo referente a la planificación y presupuestos de lo que se va a acontecer durante el proceso de preproducción, producción y post producción.

Ante la pregunta de donde hay que realizar la filmación, de suma obviedad y difícilmente contestable, hay que tener en cuenta una serie de puntos que determinan la respuesta a la misma.

Cuestiones a plantearse para elegir la localización

La primera pregunta es dónde. ¿Dónde ruedo la película? En primer lugar, lo más considerado es tener en cuenta las pautas que marca el guión. Como es lógico, no tiene sentido hacer una película que transcurre en la gran ciudad, en un pueblo fantasma. La coherencia, debe estar presente. Tampoco es determinante lo que diga el guión, puede ser que lo que en el se diga, no sea factible desde un punto de vista económico y artístico. Siendo así, hay que elegir las localizaciones que más se adapten la guión pero siempre teniendo en cuenta, donde se desarrolla la mayoría de la película.

Teniendo claro cual es el escenario principal, y cuantas localizaciones van a ser necesarias, hay que conocer el presupuesto del que se dispone para este aspecto concreto. Los costes pueden variar mucho de un lugar a otro, personal, adecuación y preparación, etc. Son factores que tanto director como diseño de producción deben considerar para decidir cual es la mejor localización.

El estilo visual con el que se pretende realizar el proyecto, influye igualmente en el tipo de localización. Puede hacerse en estudios o buscar una localización real. Responder a esta cuestión, va implícito en la decisión de donde se va llevar a cabo el rodaje. Rodar en un set de estudio, puede resultar más caro, pero se pueden optimizar muchos otros aspectos, incluyendo las tareas del script. No genera problemas, ofrece control y poco factor sorpresa, aunque se ven más artificiales. Por el contrario, los escenarios reales, son más económicos y resultan menos artificiales. Aun así, las restricciones durante el rodaje son mayores.

Por último, hay que considerar el aspecto general. Como debe aparecer todo en la imagen de la película. Según se trate de una comedia o un drama, por ejemplo, se requerirán lugares para rodar que sean coloridos y exagerados o lúgubres y apagados. ¿Se trata de una película moderna? ¿De época? Hay que tener cuenta la posición y estatus de los personajes, por donde se mueven, etc.

Con todas estas cuestiones planteadas y resueltas, el diseñador de escenarios, el jefe de localizaciones y las personas que se encargan de estos aspectos, inician la búsqueda de los escenarios perfectos para cada película en particular.

Cómo se encuentran las localizaciones

El proceso de creación de una película es bastante más largo de lo que, a priori, se puede presuponer. No empieza cuando el director grita ¡acción! Esta etapa, la del rodaje, en sí, es la más conocida pero ni mucho menos, la primera. Antes de que empiece el rodaje, se tiene que planificar y estructurar todo de tal manera que, a la hora de empezar, este todo lo necesario.

Para encontrar las localizaciones en particular, la búsqueda puede llevarse a cabo de diferentes maneras y por diferentes vías. Una de las opciones más utilizadas en los últimos tiempos y de las que más confianza ofrecen, es la utilización de bases de datos de localizaciones. Estas bases de datos, las administran agencias de localizaciones comerciales o instituciones no comerciales. Con estas bases de datos, se puede proceder a la búsqueda de los lugares adecuados, obteniendo los datos y contactos necesarios para negociar su utilización. Gracias a estas sugerencias, se puede estar casi seguro de que la realización de la película es posible y se evitan las sorpresas indeseadas a la hora de coordinarse con el propietario o centrarse en la logística que conlleva. En contra, cuentan con no ser novedosas, pues ya han salido en otras películas o series.

Otra alternativa es buscar activamente las posibles localizaciones. Siendo el jefe de localizaciones, el encargado de buscar y encontrar el lugar adecuado. Con ayuda de los detalles que proporcionará el escenógrafo, junto al administrador de localizaciones contará con la información necesaria para encontrar el lugar perfecto. No solo es fundamental encontrar el lugar adecuado a nivel artístico, debe contar con aspectos que faciliten el montaje de un set in situ y hacer el despliegue necesario para el rodaje. También hay que asegurarse de que todas las localizaciones y decorados combinen de forma armoniosa y coherente. Cuanto más cercanía exista entre las diferentes localizaciones mayor flexibilidad para el plan de rodaje y mayor comodidad para el equipo.

Coordinar las localizaciones sugeridas

Cuando se dispone de una serie de sugerencias sobre las posibles localizaciones a tener en cuenta, hay que hacer una visita a las mismas. Puesto que el director y otros miembros del equipo no disponen de tiempo para buscar las localizaciones, tampoco lo tienen para visitarlas, por lo que los encargados de buscarlas, deben ser quienes en sus visitas, obtengan toda la información y se la faciliten al personal implicado. Mediante fotografías, videos y notas, tanto el director como el equipo de producción se hacen una idea de los lugares elegidos y dan su visto bueno.

En este punto, todos los miembros implicados en la toma de decisiones, analizan las localizaciones preseleccionadas. Es el momento de responder a todas esas cuestiones planteadas y alguna más como por ejemplo, las cosas necesarias que se pueden necesitar para abordar el rodaje o como combinar las diferentes localizaciones para que el rodaje sea armonioso y productivo.

Un aspecto fundamental que hay que tener en cuenta, es todo lo concerniente a los factores logísticos y organizativos. El como se puede utilizar a nivel técnico y artístico un lugar concreto, las posibilidades que ofrece, etc.

Visitar las diversas localizaciones puede llevar un día de trabajo o varios, según donde estén ubicadas. Por esta razón, lo más conveniente es que se encuentren lo más cerca posible las unas de las otras. No solo por este momento inicial de valoración, si no a la hora de planificar el rodaje, cuanto menos tiempo se pierda en ir de una localización a otra, mejor.

En resumidas cuentas, las localizaciones, son el escenario donde se va a desarrollar la trama de la película. Para dar verosimilitud a las historias, lo más habitual es buscar la localizaciones real y recurrir a particulares, comunidades o ayuntamientos que, faciliten el rodaje. Aunque los grandes estudios y productoras, cuentan con decorados que no desmerecen nada a la realidad y proporcionan la misma naturalidad a la hora de filmar, siendo más versátiles que las localizaciones reales.

Cada una de estas variedades, cuenta con una serie de ventajas y desventajas a tener en cuenta. En función del guión, la trama, el clima y otra serie de aspectos artísticos, se determina cual de las opciones es la más adecuada. Partiendo de esta base, el factor determinante para decantarse por una u otra localización, será el económico. Según los presupuestos establecidos en la preproducción, se destinará una cantidad u otra a esta cuestión. Siempre resulta más económico rodar en localizaciones reales que en platós. Pero disponiendo de los recursos necesarios, igualmente, es habitual que los directores, se decanten por la realidad para aportar a sus creaciones cinematográficas esa verosimilitud que persiguen. Ya sabemos todos que el séptimo arte, es ficción, pero a todos nos gusta que parezca real.

 

Mas al explorador

Transporte asegurado

Los seguros están a la orden del día. La oferta de coberturas disponibles es cada vez más amplia y abarca más ámbitos