Cucarachas en Andalucía

Cucarachas en Andalucía

Malas noticias para la ciudadanía andaluza. Las altas temperaturas y la humedad han doblado la población de cucarachas y actualmente se encuentra a la cabeza en cuestión de plagas de este desagradable insecto. Las empresas  de control de plagas están empezando a recibir ya llamadas y sólo estamos a principios de Marzo. Esta empresa de fumigación de cucarachas en Almería es la que más llamadas ha recibido en lo que va de mes. Se trata de Control-Plag, una empresa que lleva desde 1994 especializada en el sector.

Las cucarachas, uno de los insectos que mayor repugnancia causa entre las personas y que se asocian a la transmisión de numerosas enfermedades, mantienen su liderazgo en el ranking de plagas en Andalucía. Así se desprende de un estudio elaborado por Rentokil Initial.

El sur-este de España siempre ha sido una de las áreas más afectadas debido a esa humedad de la que hablábamos al principio y a las altas temperaturas que suelen tener en las épocas estivales pero este año, tras comprobar cómo el país ha aumentado hasta en 5 grados la temperatura de algunas zonas, se teme que la población de cucarachas haya crecido aún más y que las plagas sean insufribles en esta zona, sobretodo en Almería, Murcia y el sur de la Comunidad Valenciana.

Es reseñable que en poblaciones con temperaturas superiores a 20 grados centígrados exista una alta probabilidad de sufrir a la reina de las plagas, ya que por encima de esta temperatura, las cucarachas multiplican por dos su reproducción por cada 5 grados que suba el termómetro.

Además de las cucarachas, los insectos de la madera y los roedores se mantienen en Andalucía como la segunda y tercera plaga, respectivamente, más frecuentes en la región. Sin cambios en comparación con 2013, las infestaciones de termitas y carcomas, así como ratas y ratones, siguen siendo en la comunidad andaluza la tendencia del conjunto nacional, manteniéndose en los niveles y el puesto de años anteriores.

shutterstock_304162445reducida

Las cucarachas muerden

Para colmo, un estudio reciente ha concluido que la cucarachas pueden generar una mordida alrededor de 50 veces mayor a su propio peso corporal lo que supone que hablamos de una mordedura hasta cinco veces más fuerte que la de un ser humano.

Sus mandíbulas activan unas fibras musculares de contracción lenta que les permiten realizar tareas repetitivas yd e alta resistencia.

Así, tras el escándalo del pasado mes en la cárcel de Granada por las plagas de ratones y cucarachas y tras la nota de prensa que mando el director de la cárcel asegurando que dichas plagas han sido eliminadas, nos encontramos con que el problema puede ser algo globalizado en toda la comunidad y no algo aislado de la cárcel granadina.