¿Qué soluciones existen para el registro de la jornada laboral?

¿Qué soluciones existen para el registro de la jornada laboral?

En los últimos tiempos, al haber entrado la Inspección de trabajo y la Seguridad Social, ha aumentado el control sobre la jornada laboral de los profesionales, por lo que hay muchas empresas que se han planteado distintas alternativas en la elección de la forma más correcta para el registro del horario de los empleados.

¿Cuál es el motivo por el que hay que contar con un registro de la jornada por parte de los trabajadores?

Hay que pensar que las exigencias sobre el control de la jornada de trabajo aparecieron por un Real Decreto para ayudar a favorecer a la contratación estable y que así mejorará la empleabilidad por parte de los trabajadores.

Básicamente lo que dice es que la jornada de los trabajadores a tiempo parcial se registra todos los días y se hacen unos totales de forma mensual, donde se entrega copia al trabajador, todo ello unido al recibo de salarios, así como el resumen de la totalidad de las horas que se hagan en cada mes, tanto las que se realizan de manera ordinaria como las complementarias.

Los empresarios van a tener que conservar todos los resúmenes que hagan mensualmente de los registros de jornada en un periodo mínimo de cuatro años.

Por todo ello, hay que pensar que al principio esto afectaba únicamente al personal a tiempo parcial, pero lo cierto es que las instrucciones que rigen las inspecciones y sentencias hacen que esta obligación tenga que ser seguida por la totalidad de las empresas, con independencia de que hagan o no horas extraordinarias, afectando el registro tanto a los trabajadores con contrato a tiempo parcial como a tiempo completo.

¿Cuáles son las soluciones que hay para el control y registro de la jornada laboral?

Los especialistas en este campo de registrejornadalaboral.cat creen que es necesario por parte de todas las empresas concienciarse de la necesidad de no correr riesgos y elegir la forma que les parezca más idónea. Realmente existen multitud de soluciones para el control de los horarios que tienen los trabajadores, donde se pueden clasificar básicamente en dos: los manuales y los electrónicos.

Sistemas manuales

Suelen ser los más básicos y aquí el trabajador refleja la hora en la que entra y firma, haciendo lo mismo cuando sale. En este sentido, pude usar un Word o Excel, que haga la misma empresa, donde venga en el encabezado todos los datos de cada trabajador y de la propia empresa.

Después se van añadiendo diferentes filas, tantas como tenga el mes, donde se irá poniendo en cada fila la fecha que tiene cada día y una serie de casillas donde el empleado va a poder poner la hora en la que entra, la firma de entrada y la de salida.

En algunos casos, si tienes asesoría laboral que lleve tus asuntos, puede facilitarte un documento parecido al que describimos, en el que se va a poder obtener de forma automática el software que se usa para hacer las nóminas, imprimiéndolo y poniéndolo a disposición del trabajador para que lo pueda firmar todos los días cuando salga.

Si vamos a los sistemas informáticos o electrónicos, que por lo general son los que más se utilizan por parte de las empresas que controlan la jornada que hace el trabajador, son ahora obligatorios en las empresas de tamaño medio.

Aquí hay dos tipos:

Sistemas de control con tarjetas de accesos

Se facilita a cada empleado una tarjeta y con un dispositivo a la entrada se controla cuando entra y sale del sitio de trabajo. De los más populares son las tarjetas que tienen banda magnética o las de proximidad, donde se identifica al trabajador con solo estar próximo al dispositivo.

Sistemas de control que se basan en los rasgos físicos

Aquí se identifica por los aspectos biométricos de los empleados. No suelen ser tan comunes, pues muchas veces nos pueden parecer todavía casi cosa futurista. Los hay de huellas dactilares, de morfología de las manos, cara u ojos.

Hay más formas, caso de los sistemas que utilizan la geolocalización, que son los que se destinan por lo general a las flotas de vehículos, pero que son más populares últimamente, puesto que, con el desarrollo de las apps y las gestiones en la nube, podemos controlar la jornada de los trabajadores usando sus teléfonos móviles.

Hay otros sistemas de presencia mediante el ordenador o demás dispositivos, controles basados en programas informáticos que lo que hacen es medir cuando el trabador enciende o apaga el ordenador, la forma en la que lo usa y cuándo lo hace.