La necesidad de más Parques Infantiles en la ciudad

La necesidad de más Parques Infantiles en la ciudad

Los parques urbanos son toda una necesidad en nuestras ciudades, ya que son el mejor lugar para que niños y mayores descansen del ajetreo de la ciudad.

El otro día paseaba con una amiga por la ciudad y me comentaba lo importante que es para ella a la hora de elegir en qué barrio vivir, el hecho de contar con amplias zonas verdes y parques urbanos, especialmente parques infantiles ya que es madre desde hace poco.

Su problema estaba en que se habían tenido que ir a vivir al apartamento de la madre de su marido en una pequeña comunidad a las afueras de Madrid.

Las dos coincidíamos en que la ciudad no es el lugar más adecuado para vivir en familia, pero si por razones laborales, o de otro tipo, uno se ve en la necesidad de vivir en la ciudad, empieza a replantearse la importancia de unos diseños de calidad para nuestros parques.

Y es que son muchos los beneficios de los parques urbanos en la calidad de vida de quienes viven en la ciudad, y más concretamente de los beneficios de los parques infantiles para los más pequeños.

Beneficios de los Parques Infantiles para los niños

Son muchos los estudios que han demostrado la relación que existe entre el desarrollo motor, social y cerebral del niño al jugar en el parque.

Como especialista en Educación Infantil siempre me he interesado por estas cuestiones, pero mientras tenía esa conversación con mi amiga empecé a entender la importancia que juega la forma de diseñar nuestras ciudades y lo importante que resulta contar con este tipo de espacios para el tiempo libre de los más pequeños.

El deporte al aire libre es toda una necesidad para los niños y es importante recordar todos los beneficios que brindan estos espacios recreativos, especialmente de cara a las Administraciones Públicas y Ayuntamientos oportunos.

Entre los múltiples beneficios de los parques infantiles, podemos recordar lo mucho que ayudan a mejorar el control corporal, ya que son espacios donde los pequeños pueden desarrollar sus habilidades motoras con diferentes ejercicios repetitivos.

El hecho de realizar ejercicios repetitivos también ayuda a mejorar su autoestima y aumenta su confianza, en esas etapas de crecimiento en la que los niños empiezan a hacer cosas por sí mismos.

Al tener la posibilidad de jugar solos les estamos ayudando a que adquieran independencia, al mismo tiempo que les ofrece una estupenda oportunidad para relacionarse con otros niños convirtiéndose junto al colegio con una muy buena alternativa para socializar.

De hecho, en mi caso que me interesan otras alternativas educativas como la Educación en el Hogar, que aparece como opción a la escolarización tradicional, contar con espacios en el vecindario para que tus hijos puedan socializar se convierte en un aspecto esencial a la hora de elegir dónde vivir.

Precisamente mi amiga me comentó cómo en su caso varias madres del barrio en el que vivía se quejaron de la falta de parques infantiles adecuados, impulsadas por su propia iniciativa, y finalmente consiguieron que contrataran a una empresa para el diseño de un parque infantil de calidad.

Contrataron los servicios de Niberma, una empresa que se dedica a la construcción de parques infantiles, y expertos a la hora de aconsejar sobre el tipo de pavimento más adecuado para cada parque infantil que, en el caso de mi amiga, sería de césped.

Me comentó lo mucho que cambió la vida en su pequeña comunidad de vecinos gracias a la labor de estos profesionales y el nuevo parque infantil que construyeron.

Después de esta conversación me di cuenta del papel tan importante que tenemos para transformar nuestras ciudades en lugares más amables para el crecimiento de los más pequeños y el descanso de nuestros mayores.

Tomar parte activa en las decisiones del tipo de ciudad y vecindarios que queremos pasa por que seamos conscientes también de los beneficios que nos estamos perdiendo al vivir en ciudades que no te ofrecen lugares donde los más pequeños puedan jugar, divertirse, socializar y crecer.