Caries, una patología de lo más común

Caries, una patología de lo más común

Las caries es una enfermedad a nivel bacterial que lo que hace es generar una destrucción irreversible en la estructura de los dientes que cuando no se solventa a tiempo, es que afecte el nervio dental y para destruir las piezas. Cuando somos capaces de hacer diagnóstico sobre la caries en la fase primaria y hacerse empastes de forma superficial, es garantía de que la estructura para los dientes no se puede ver afectada. Hay que tener claro que las caries no van a doler hasta que no toquen nuestros nervios dentales.

¿Qué es la caries dental?

La caries es una enfermedad que se provoca por los ácidos de la placa bacteriana que se encarga de destruir los dientes y es motivo de un gran dolor, si es una caries profunda. Los ácidos, lo que hacen es desmineralizar el tejido de mayor dureza del organismo, nuestro esmalte dental. Cuando no se detecta de manera temprana, lo que ocurre es que la caries sigue avanzando y penetrando en nuestros dientes, pasando a afectar a otros tejidos y partes, como sucede con la pulpa dental.

¿Cómo se forman las caries?

Como nos recuerdan desde la Clínica ZM, muchos pacientes que les llegan no saben que la placa dental es la mayor responsable de que aparezca la caries. La podemos ver aparecer cuando las bacterias se junten con los restos de alimentos que quedan en la boca y que crean ácidos que van a afectar a los dientes. El cepillado es importante para que haya menos posibilidades de que esto ocurra. A pesar de ellos, la eliminación de los restos de alimentos es totalmente imposible, por lo que lo mejor es someterse a la limpieza dental en el la clínica dental.

¿Qué fases existen en el desarrollo de las caries?

Vamos con ellas…

La formación de la placa bacteriana

Cuando no se retira como es debido, termina por afectar a la superficie de los dientes y cuando no se detecta  a tiempo termina por atacar a la dentina. Aquí es cuando la caries comienza a ir manfiestándose con dolor.

De no ponerle remedio, la caries seguirá avanzando hasta llegar a la pulpa dental que es donde están los nervios. Una vez ahí la infección termina por provocar en el paciente un gran dolor.

Si aquí la pulpa no se trata, se termine por afectar a tejidos de mayor profundidad, tal y como son el hueso y el periodonto, llegando a producirse abscesos dentales que provocarán más dolor o a que se pierda el diente.

¿Cómo se puede prevenir?

Debemos cepillarnos los dientes después de comer y usar el hilo dental diariamente, en especial antes de acostarnos, de tal forma que se elimine la placa que se acumule en la superficie de los dientes y entre los mismos y las encías.

Se debe acudir de manera periódica al dentista, como mínimo una vez al año si tu dentista no te dice que vayas con más frecuencia. En el caso de que haya un diagnóstico temprano colabora a que se puedan prevenir problemas de mayor importancia.

El sometimiento a una limpieza dental de forma más importante es una forma muy eficaz de que se puedan prevenir bastantes enfermedades de carácter orales.

Cambio cada 3 meses el cepillo de dientes

De esta forma se puede evitar que se acumulen bacterias en los filamentos de nuestro cepillo, asegurándonos de que se va a seguir cumpliendo la función de retirar los restos de alimentos de nuestra boca.

Precaución con el alimento y bebida que contenga azúcar

Nuestra recomendación es no tomarlos entre las comidas, para que así se pueda evitar la exposición del diente al ácido que llegan a producir las bacterias en cuestión. Cuando se toman entre horas hay que cepillarse los dientes de forma lo más breve que se pueda para que así los azúcares no se queden en nuestra cavidad bucal por mucho tiempo.

Tratamiento para las caries

Aquí va a depender de la fase en la que nos encontremos. Conforme sea más profunda, mayor minuciosidad tendrá que ser el tratamiento que haga el odontólogo, por lo que hay que detectarla de manera temprana.

Si es una caries inicial, lo que hará el odontólogo es un empaste, eliminando de forma primaria el tejido que esté afectado y después colocando el empaste en ese lugar.

Cuando la caries avance hacia la pulpa dental, se debe hacer una endodoncia, lo que significa que se debe retirar el nervio. Cuando esté más avanzado, es posible que se destruya de forma total el diente, o la infección puede llegar a estar muy diseminada que hará imposible que sea imposible salvar la pieza, por lo que se debe extraer y reponer.