Busca la mejor empresa de mudanzas

Busca la mejor empresa de mudanzas

Casi nunca somos conscientes de la gran cantidad de ropa, calzado, accesorios y objetos que se guardan y atesoran en una vivienda hasta que nos vemos obligados a sacar y vaciar todo para realizar un traslado de domicilio. En ese momento es cuando caemos en la cuenta de todo lo que acumulamos, pero es que es increíble ver como todo está a rebosar desde cajones, armarios, despensas, hasta el garaje, sótano o trastero y, por supuesto, indiscutiblemente este es el mejor momento para hacer aquello que siempre tenemos en mente y nunca encontramos tiempo o ganas. Sí, sí, hablo de desprendernos de lo que no se usa, de seleccionar aquellas cosas que vas a eliminar o donar, y quedarte solamente con lo que realmente quieres, necesitas o te hace feliz.

Y llegados a este punto, una vez que se sabe lo que realmente nos vamos a llevar al nuevo domicilio, es cuando hay que pensar en contratar a una empresa de mudanza para que nos haga el servicio.

Elegir qué empresa de mudanza se va a contratar es un punto muy importante, puesto que son varias las opciones o modalidades que deberemos tener en cuenta.

En primer lugar, siempre es interesante solicitar varios presupuestos a diferentes empresas de mudanzas para comparar precios y servicios, pues estos pueden incluir desde el embalaje, desmontaje de mobiliario, recogida en domicilio, transporte de las mercancías al nuevo destino, hasta desembalaje y montaje de muebles. De estos servicios es importante saber que se pueden contratar todos o solamente aquellos que más interesen a la parte contratante. Además, en este sentido, nosotros creemos que no solamente es importante el precio, sino que también debemos de tener en cuenta la experiencia. Por ello, si vosotros no sabéis de ninguna compañía, nosotros os recomendamos que recurráis a los servicios expertos de Mudanzas Alicante, una empresa de mudanzas nacionales e internacionales, dirigida a particulares y empresas, que ofrece además a sus clientes un servicio de guardamuebles y trasteros.

Una vez analizados estos puntos y decidida la empresa que se considere que nos ofrece la mejor relación precio-servicio, es el momento de ponerse manos a la obra, teniendo en cuenta que hacer una mudanza siempre requiere de una cuidada planificación, como por ejemplo concretar el día y hora que nos conviene que vengan a recoger nuestras pertenencias y por supuesto tenerlo todo preparado para esa fecha, intentando no dejar las cosas para última hora pues en ese caso nos podremos llegar a sentir agobiados y totalmente sobrepasados por la tarea.

Podemos comenzar clasificando nuestras pertenencias en tres grupos. En el primero podemos colocar la ropa o enseres que están en mal estado, en este caso las llevaremos a un punto de reciclaje o directamente a la basura, en un segundo grupo las pertenencias que encontrándose en buen estado ya no deseamos guardarlas o quizás ya no tengan cabida en el nuevo domicilio, como libros, o muebles que no se adaptan, en este caso podemos donarlos o venderlos en tiendas de segunda mano, y en un tercer grupo las cosas que deseamos conservar y trasladar a la nueva vivienda. Una vez decidido comienza a realizar el embalaje, si es que no has contratado el servicio, comenzando por guardar aquello que menos se usa. Una excelente idea es elaborar una lista con lo que contiene cada caja, etiquetarla por fuera con un número y con el nombre de la habitación o estancia a que corresponde.

Tanto si realiza el cliente el embalaje como si lo realiza la empresa, las dos partes deben elaborar un inventario de los bultos a trasladar.

Otro punto muy importante e interesante es evaluar la contratación de un seguro de responsabilidad civil, aunque no todas las empresas lo ofrecen, pues cualquier daño o desperfecto que se pueda ocasionar a los muebles o enseres durante su traslado quedaría cubierto. Así mismo, en caso de poseer un objeto especialmente valioso se deberá contratar un seguro especial para objetos de valor.

Una vez llegados al punto de destino y realizado el desembalaje, se debe comprobar el estado en que han llegado los muebles y enseres antes de abonar el servicio a la empresa de mudanzas, sin olvidarse de exigir la correspondiente factura.

¿Cuáles son los principales riesgos laborales para los trabajadores de las empresas de mudanzas?

Los principales riesgos laborales para los trabajadores de una empresa de mudanzas son:

  • Tropiezos, resbalones o caídas, tanto al mismo nivel como distinto nivel.
  • Choques y golpes.
  • Atrapamiento entre objetos.
  • Torceduras o esguinces como consecuencia de pisada de objetos.
  • Riesgo de sobreesfuerzo en la manipulación manual de cargas.
  • Caída de objetos.
  • Riesgo por caída por objetos sobre los trabajadores cuando se izan bultos mediante elevadores manuales (polipasto), o por desplome, derrumbamiento o desprendimiento.