A mayor cantidad de ropa, más necesitamos un armario empotrado

A mayor cantidad de ropa, más necesitamos un armario empotrado

Si nos preguntaran qué es lo que consideramos más necesario a la hora de cambiar nuestro lugar habitual de residencia, muchos de nosotros y nosotras diríamos que un armario lo más grande posible. Disponemos de grandes cantidades de ropa en la actualidad y esa ropa necesita ser organizada de alguna manera. Un armario es la llave para eso. Pero un armario amplio. A día de hoy, un armario reducido no nos otorga muchas ventajas. Es más, produce más inconvenientes que otra cosa. Por eso hay que apostar armarios que, sin ser demasiado problemáticos para nuestra movilidad en el hogar, sean lo suficientemente amplios para cubrir nuestras necesidades.

El producto estrella para este tipo de necesidades es, como seguramente muchos estéis pensando ya, el armario empotrado. El simple hecho de no ocupar una superficie habitable de la vivienda y de proveer de una amplitud bastante importante a la familia es una condición que, sin duda, le convierten en el preferido para mucha gente en los tiempos que corren. Y es que no es para menos. La diferencia de apostar por un armario tradicional y uno como de los que estamos hablando es, cuanto menos, considerable.

Una noticia que fue publicada en el portal web BBC.com preguntaba a todos sus lectores si serían capaces de vivir tan solo con 10 prendas de ropa. La pregunta, claramente, tiene una respuesta muy clara para la inmensa mayoría de la población, que consideraría imposible que esa opción pudiese ser factible en su caso personal. Desde luego, muchas lavadoras tendríamos que poner para que el uso de tan solo ese número de prendas fuera posible. En la sociedad occidental, al menos, parece prácticamente imposible.

Otro artículo, en este caso publicado en eldiario.es, informaba del número de veces que se usa una determinada prenda en un país antes de ser desechada. En Europa, por ejemplo, ese número es de 95 veces. De esta manera, nos convertimos en una de las zonas del mundo que más uso le dan a las prendas puesto que, por ejemplo en Estados Unidos, ese número baja hasta las 34 veces y, en China, no pasa de 62. Lo que sí es cierto es que ha descendido el número de veces que usamos la ropa en todo el mundo. Es una tendencia que se ha generalizado en lo que llevamos de siglo XXI.

Nadie sabe exactamente el número de prendas de vestir de las que dispone. Y eso tiene una explicación muy simple: son tantas que es imposible, absolutamente imposible, que llevemos la cuenta. Es precisamente esa enorme cantidad de prendas la que nos hace necesitar un armario realmente amplio. Los profesionales de Sidón Armarios, especializados en lo que respecta a un asunto como lo es un armario empotrado, nos han comentado que tienen claro que una de las razones por las cuales ha crecido la popularidad de estos elementos es por el aumento del número de prendas de vestir que usamos las personas.

Un número que va en aumento

Un poco más arriba hemos visto cómo va decreciendo, con el paso de los años, el número de veces que usamos una misma prenda. El motivo es que cada vez tenemos una mayor variedad de prendas, por lo que, por estadística, el uso de una sola desciende. Eso implica que necesitamos mayores cantidades de espacio, que es precisamente lo que nos puede aportar un armario empotrado y que explica la tremenda necesidad que tienen las familias de disponer de un elemento como este.

Quienes disponen de este tipo de armarios son conscientes de la tremenda utilidad que presenta para su día a día y de la enorme calidad de vida que se gana gracias a ellos. Por eso sigue creciendo la gente que confía en ellos y por eso creemos de una manera realmente firme que va a seguir habiendo mucha vida para los armarios empotrados. Desde luego, es evidente que contribuyen a hacer de nuestra comodidad algo más real. Estamos plenamente convencidos de que tienen mucho futuro por delante y que,con independencia de las características de cada familia, todas van a necesitar uno de ellos.

La organización dentro de una vivienda es un aspecto que no podemos rehusar y que tiene una importancia realmente grande a la hora de mantener unas normas de convivencia y vivir, en resumidas cuentas, lo más felices que podamos. Para garantizar esa organización, un elemento clave es la gestión de nuestra ropa, algo que no podría entenderse de no ser por un elemento como lo es el armario. Pero hay que tener claro que no todos los armarios contribuyen de la misma manera a hacer posible esa gestión. Hay uno que destaca por encima del resto y que, desde luego, hace que nuestras posibilidades para tener éxito en esta misión aumenten de una manera exponencial, como la que nunca nos podríamos haber imaginado.