La contaminación ahuyenta a ciudadanos que prefieren vivir en las afueras

La contaminación ahuyenta a ciudadanos que prefieren vivir en las afueras

Cuidar de nuestra salud nunca ha sido fácil y parece ser que la actualidad se ha empeñado en ponernos las cosas todavía un poquito más difíciles. En efecto, vivimos en una sociedad en la que estamos en permanente contacto con elementos que dañan a nuestra salud. Si no es el estrés en el trabajo, es la calidad dudosa de los alimentos que consumimos. O el alto grado de contaminación que al que estamos expuestos. La verdad es que esta clase de asuntos se han ganado un puesto en la lista de nuestras principales preocupaciones.

Especialmente el último de ellos, el que tiene que ver con la contaminación, es el que está empujando a cada vez más gente a alejarse de los centros de las grandes ciudades en España y también en otras urbes del continente europeo o de Estados Unidos. No cabe duda de que vivir en un entorno como ese está empezando a ser bastante peligroso. Las medidas que están tomando ayuntamientos como el de Madrid así lo desvelan. La gente cada vez está más interesada en vivir a las afueras. Aunque la distancia no es demasiada, la calidad de vida se nota.

Hablábamos del Ayuntamiento de Madrid. Manuela Carmena ha liderado un plan por el cual se limita de una manera bastante importante el tráfico de vehículos contaminantes por la ciudad y también su estacionamiento. Aunque la medida ha levantado críticas de parte de algunos sectores sociales, la verdad es que está justificada de sobra debido a que el aire que se respira durante buena parte del día en el centro de la ciudad puede llegar a ser tóxico. Y esa es, sin duda, la peor de las noticias para nosotros.

Ante esta situación, y como decíamos al principio, se ha intensificado el debate acerca de la convivencia de vivir en las afueras de las ciudades o en los centros de las mismas. Las opiniones de diversas personas y sectores difieren, según se desprende un artículo publicado en el portal web Bebés y Más. Lo que está claro es que vivir en las afueras, aunque implica un mayor tiempo de viaje hasta el trabajo, mejora de manera sustancial la calidad de vida de las personas.

Cada vez es más gente la que defiende y desea vivir en las afueras de una ciudad como Madrid. La actualidad nos está demostrando que existe una mayor concienciación de la gente al respecto del problema que supone la polución en ciudades como esta. Esa clase de personas está comenzando a tantear la posibilidad de trasladarse a las afueras de la capital, tal y como nos han informado desde Fresno Inmobiliaria. El aumento del censo en municipios como Algete o Daganzo es una buena prueba de ello.

Quienes han hecho el cambio están encantados

Como todo en esta vida, quien ha decidido realizar el cambio del que venimos hablando ha sacrificado tiempo en pos de comodidad. Tarda más en llegar al trabajo pero vive mejor. Con más aire puro, más tranquilidad y casi con total seguridad en una vivienda mayor y además más barata. Esta es la explicación que hace posible que las personas que se trasladan consideren que han acertado con su decisión. Y no es para menos. A lo largo de su vida seguro que van a agradecerla. Y no precisamente un poco.

La tendencia natural de la gente es a desplazarse hasta localidades como las que hemos mencionado anteriormente, en las que se maneja una vida que es completamente diferente a la del centro de las ciudades. Sin dejar de haber de todo, se convive en un entorno mucho más adecuado para nuestra salud. El riesgo de que se caiga en una enfermedad es bastante inferior y está demostrado que se desconecta mejor de un asunto como el trabajo. Los argumentos tienen un peso que es de lo más importante.

Es evidente que hay muchas personas que trabajan para hacer posible que la situación en el centro de las ciudades cambie. Pero, mientras tanto, conviene alejarnos de ellas lo máximo que nos sea posible. Ya hemos conseguido que comience a haber una concienciación ciudadana. Es el momento de que hagamos algo al respecto para evitar problemas físicos y mentales de todo tipo. Encontrar una vivienda ideal en un lugar tranquilo es sin duda nuestra mejor opción.