El oro líquido, nuestro aceite.

¿A quién no le gusta levantarse por las mañanas y desayunar un par de tostadas con aceite oliva, con o sin tomate, con sal o azúcar ( doy todas estas opciones porque veo de todo, gente que se pone aceite solo con sal, gente que le pone también tomate y un poco de sal, otros que se ponen aceite con azúcar)y un buen café claro?

Porque el aceite de oliva está a la orden del día, y más en España, porque luego es verdad que salimos de aquí y es una de las cosas que más echamos de menos, nuestro buen aceite de oliva. Y como solo quiero el mejor aceite, al igual que imagino os pasará a muchos, yo solo acudo a una empresa que se llama Olimpo, es una empresa fabricante y envasadora del mejor aceite de oliva que podamos encontrar. Y os digo que se de lo que hablo, llevo un restaurante junto a mi socio, desde hace muchos años ya, y es que desde el principio hemos contado con ellos para tener el mejor aceite y ofrecer a nuestros clientes lo mejor de lo mejor, y más si se trata de productos autóctonos. En esta empresa cuidan muy bien todos los detalles con respecto al aceite y a la atención del cliente, siempre han sido muy amables con nosotros y además, siempre llegamos a acuerdos económicos que nos vienen bien a ambos, por eso no dudo para nada, en recomendarles.

Porque no solo tienen aceites, también ofrecen quesos, vinos… y la verdad es que nosotros solemos cogerles un poco de todo, para llevarlo directo a la mesa, y que nuestros clientes puedan disfrutar tanto como lo hacemos nosotros.

Y como de aceite de oliva, llamado también el oro líquido (Homero fue el que lo designó con ese nombre), va el tema, voy a contaros varias curiosidades y consejos acerca de este gran producto que, de hecho, podemos considerarnos afortunados de tener el mejor, y no es porque lo diga yo, es que está considerado que el aceite de oliva de España es el de mejor producción del mundo, por la gran variedad de aceitunas que tenemos, con lo cual ofrece un gran abanico de sabores y aromas.

Resulta que en el mundo mediterráneo antiguo, este producto era usado como medio de canje comercial y moneda, debido a que tenía una gran demanda. ¿Os imagináis pagar con una botella de aceite algo que acabamos de adquirir en una tienda?, y os voy a contar otra cosa de la historia del aceite, en el siglo V a.C, el famoso Hipócrates, aconsejaba a las personas el aceite de oliva para calmar los dolores musculares, y también en las úlceras, y los dolores relacionados con la cólera.

Para que veáis, que la importancia tan grande que se le ha dado al aceite de oliva, viene de bien atrás, de siglos atrás, y hoy en día, sigue siendo un producto de gran importancia.

En relación con la salud, si queremos mejorar nuestro sentido de la vista, he de deciros que el aceite de oliva virgen extra, nos proporciona de una gran cantidad de vitamina A, que es muy buena para proteger y ayudar a nuestra vista.

Al aceite de oliva se le considera elixir de la eterna juventud (si , como leéis), porque contiene vitamina E, que es una vitamina que se caracteriza por aportar la propiedad de conservante, es un retardante del envejecimiento de las células del propio producto y por consiguiente, de la persona que lo toma.

Hay mucha gente que se piensa que freir la comida en aceite de oliva es una acción que lleva a llenarnos de grasa por el tema fritura, pero dejadme deciros que los países donde la fritura se realiza con este aceite, tienen una menor tasa de mortalidad y prevalencia de enfermedades cardiovasculares, está demostrado.

La verdad es que podría escribir un sin fín de curiosidades, todas buenas, sobre este gran tesoro que tenemos, y a la vez no podría parar de escribir la cantidad de cosas buenas que nos ofrece a nosotros. Así que en su lugar, os quiero recomendar varias recetas para que lo uséis, y disfrutéis de él y su sabor.

Deja un comentario