Ventajas de la aplicación del APPCC para la industria alimentaria

Ventajas de la aplicación del APPCC para la industria alimentaria

El Sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC), es el mayor sistema preventivo que existe en la actualidad, y el más  efectivo para garantizar la seguridad alimentaria. Es, también, el sistema más reconocido a nivel internacional.

Toda empresa, que así lo desee, puede implantar este sistema, que combinado con los planes generales de higiene, se adecuan a cada empresa en particular, según sus necesidades específicas.

Flodesin realiza este sistema para cualquier empresa que así lo solicite, identificando los riesgos sanitarios, biológicos, físicos y químicos que puedan afectar a los alimentos así como en la localización de los puntos críticos de control, con la finalidad de eliminar o minimizar los riesgos que han sido identificados, mediante un sistema de control compuesto por actuaciones preventivas y correctoras. Entre estos sistemas se establece la implantación de un Programa de Control de Plagas para eliminar las plagas que hayan superado las medidas preventivas.

¿Cómo beneficia a la empresa?

En primer lugar, garantiza la seguridad en toda la cadena alimentaria, desde el origen, hasta que llega al consumidor final

Permite optimizar recursos, controla todo el proceso de producción, lo que permite reducir los gastos y aumentar los beneficios.

Aporta documentación, a partir de la documentación registrada

Reconoce los principales peligros que pueden afectar a la empresa y se anticipa a ellos. Tiene carácter preventivo.

Es capaz de establecer medidas correctivas

Puede ser aplicado a todo el proceso de producción

Además, el sistema se corrige a sí mismo, ya que constantemente se somete a revisiones, con el objeto de comprobar su fiabilidad. De hecho, el sistema nace, para corregir los errores de los antiguos sistemas de seguridad, que solo garantizaban la calidad del producto final, y no de todo el proceso.

Los siete principios del APPCC son los siguientes:

  1. Principio 1: Peligros
  2. Principio 2: Identificar losPuntos Críticos de Control (PCC)
  3. Principio 3: Establecer los límites críticos
  4. Principio 4: Establecer un sistema de vigilancia de los PCC
  5. Principio 5: Establecer las acciones correctivas
  6. Principio 6: Establecer un sistema de verificación
  7. Principio 7: Crear un sistema de documentación

Este sistema afecta a toda la cadena alimentaria y se recoge en el Reglamento 852/2004.La aplicación del APPCC permite desarrollar un sistema de control más seguro que los tradicionales sistemas de calidad que sólo informaban acerca de la calidad producto final.

Intoxicaciones alimentarias. Cómo actuar

En principio, una intoxicación alimentaria, no ocasiona mayores molestias, que un dolor abdominal, que puede ir o no, acompañado con fiebre, vómitos y diarreas, que desaparecen al cabo de una semana. Sin embargo, se han dado casos extremos en algunos de los establecimientos de comida más populares. Estos casos de intoxicaciones masivas, aun siendo poco frecuentes, exigen extremar las medidas de seguridad en la industria alimentaria, desde el origen, hasta su destino, el consumidor.

Aunque los periodos de incubación varían según los casos, podemos decir, que en la mayor parte, los síntomas comienzan, entre las 12 y las 48 horas siguientes a la ingesta, si bien es cierto, que en algunos, la intoxicación, se manifiesta en menos de media hora, pudiendo prolongarse hasta los 3 días. En los peores casos, incluso pueden llegar a durar semanas, en función del tipo de bacterias, de la gravedad de la infección y del estado de salud de la persona intoxicada. En raras ocasiones, los síntomas no aparecen hasta pasadas 1 o 2 semanas, lo que dificulta el diagnóstico.

Los síntomas más comunes son vómitos, dolor abdominal, fiebre, escalofríos, heces sanguinolentas, deshidratación, dolor muscular, debilidad…. En los casos más graves, puede causar daños al sistema nervioso, parálisis o, incluso, la muerte.

Las causas de una alimentación alimentaria, son diversas. En algunos casos, se debe a una mala cocción, o una falta de higiene, lo que provoca la proliferación de bacterias, que a su vez, generan toxinas perjudiciales para el organismo. Pero los efectos no siempre se producen inmediatamente después de la ingesta, pudiéndose alargar hasta semanas.

Las principales intoxicaciones alimentarias se deben a las siguientes bacterias:

  1. Campylobacter: es una bacteria presente en las aves crudas, la leche sin pasteurizar, la carne roja y el agua sin tratar, y que provoca una infección en el intestino delgado. Generalmente se le asocia a la diarrea del viajero.
  2. Salmonella: se encuentra en la leche sin pasteurizar, los huevos y productos con huevos crudos, la carne cruda y las aves.
  3. Otras: listeria, shigella y clostridium.