Proindivisos, la pesadilla de las herencias

Proindivisos, la pesadilla de las herencias

A veces heredar un piso, lejos de ser una agradable sorpresa, se convierte en una pesadilla insoportable que no nos permite vivir en paz.  Y es que cuando heredamos un piso compartido con otros miembros de la familia, puede resultar una experiencia insufrible, de la que solo queremos escapar.

Este es el caso de Mª Teresa, que cansada de discutir con sus familiares y ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, decidió poner en venta su parte. Pagar impuestos por una propiedad en la que ni siquiera vives, y que además no te proporciona ningún tipo de beneficio, sino más bien todo lo contrario, no tiene demasiado sentido. Así que se puso en contacto con  Proindivisos Levante, donde le propusieron una buena oferta, liberándola le de los problemas originados por  una herencia de la que no había podido disfrutar. Y de esta forma, ayudaron a Mª Teresa a obtener beneficios de la venta de su proindiviso. En Proindivisos Levante compran derechos de herencia, usufructos, embargos, deudas e inmuebles con discreción absoluta y rapidez en la valoración de la operación.

Y además, no es necesario contar con el consentimiento del resto de las personas propietarias, ya sea un familiar, una pareja o cualquier otro caso parecido. Cuando no hay forma de llegar a un acuerdo, no hay ninguna necesidad de pasarlo mal, y lo mejor es vender la parte que nos corresponde, pero eso sí, asegúrate de contar con la mejor oferta posible. Esto es totalmente legal y seguro, y sin duda, la mejor opción en tantos y tantos casos de desavenencias.

Ventajas de la venta de proindivisos

En primer lugar, una operación de este tipo, puede ahorrarte muchos disgustos, dolores de cabeza y situaciones desagradables entre los miembros de tu familia, o tu pareja, por ejemplo, lo cual, ya es por sí solo bastante ventaja.

Tener una propiedad en común con otros propietarios es en muchos casos un total engorro del que es necesario librarse rápidamente, y ante una buena oferta, no hay que dudarlo, lo mejor en estos casos es vender.

La venta del proindiviso tiene, además, ventajas fiscales, por lo que si te encuentras en una situación como esta te recomiendo que contactes con los profesionales, ellos te asesorarán sin ningún problema y te ofrecerán la mejor solución posible, independientemente de que tu propiedad se encuentre embargada, hipotecada, o si proviene de una herencia o de un divorcio. Acepta la mejor oferta y siempre firma ante notario….

Muchas veces, las parejas que han adquirido una propiedad en común y deciden poner fin a su relación, se encuentran con la pesada carga de mantener todavía algo que los une, y lo único que quieren es acabar con todo vínculo entre ambos para siempre. En estos casos, las parejas recurren a la venta del inmueble compartido, que puede hacerse a un tercero ajeno a la misma, o bien, uno de los miembros, decide venderle su parte al otro.

Y es que  poseer una propiedad compartida, en ocasiones, puede provocarnos serios quebraderos de cabeza, ¿por qué no evitarlos?