Las cirugías más populares

noseTres tipos de intervenciones estéticas son las favoritas en el ranking mundial: el implante de senos, la liposucción y la cirugía de nariz. En cuanto a los tratamientos no invasivos, los preferidos son los rellenos inyectables, la toxina botulínica y el peeling químico.

Nuevas clínicas de cirugía estética se abren cada año en España (Madrid, Albacete…).

Alrededor de estos tratamientos se ha generado todo un submundo de culto al cuerpo y a la belleza de la eterna juventud, creándose incluso un “turismo del bisturí” que incluyen un lote de vacaciones más operación o tratamiento estético. Muchas de las intervenciones requieren de un tiempo de recuperación, no tanto por la salud como por el aspecto: vendajes en la cabeza, orejas, nariz, hinchazón y enrojecimiento de la piel, etc. Aspectos antiestéticos y contrarios a lo que se pretende conseguir que son paso obligado para llegar al resultado deseado. Optar por el paquete de vacaciones e intervención es una opción estupenda para disfrutar del descanso sin preocupación por lucir las consecuencias inmediatas de la intervención sin miedo a que nos vea alguien conocido, y regresar a casa con nuestro estupendo nuevo aspecto.

Los hombres también son ya asiduos de estos tratamientos, aunque no lo parezca, siendo los preferidos por ellos el implante capilar, la cirugía de nariz y la liposucción.

Tras el implante de pechos, la liposucción (que a pesar de estar entre las favoritas va descendiendo cada año por el sufrido posoperatorio) y la cirugía de nariz, siguen la abdominoplastia, el transplante capilar y la dermoabrasión.

Casi la mitad de los procedimientos no invasivos se los realizan personas entre los 40 y 54 años.

Las cirugías menos practicadas son los implantes de senos en hombres, pantorrilla y glúteos.

A pesar de que sabemos que este tipo de intervenciones deben realizarse por médicos especialistas, está habiendo un aumento de práctica de intervenciones en oficinas no médicas, por lo que se concluye que existe un mercado potencial de clientes que prefieren intervenciones ahorrando dinero, aunque ello conlleve un mayor riesgo de su salud.

Deja un comentario