La nueva moda entre los jóvenes artesanos

Si no has escuchado la palabra Millennial en los medios de comunicación audovisuales o escritos, en la calle o incluso en una conversación informal, es que algo estás perdiéndote. Los millennials son una generación de jóvenes nacidos entre 1981 y 1995, que se caracterizan por haberse hecho adultos durante el cambio de milenio.

Esta generación está siendo polémica, dado que se aprovechan del mundo conectado en el que vivimos, ellos se dedican a esparcir sus ideas, creencias y costumbres por toda la red. Cómo no, hay opiniones que pueden ser extremadamente criticables desde un punto social. Además, los medios de comunicación los han tildado de idealistas, impacientes, inconformistas, individualistas y inmaduros.

Pero esto no se ajusta a la realidad, en todos los casos. Las noticias muestran para generar un pensamiento, y los adultos de otras generaciones no podemos generar la idea de que los millennials son una generación que no nos va a traer nada bueno. Al contrario, una de las características de esta generación, es que se han criado y han “mamado” Internet desde que era muy pequeño, y esto les hace muy independientes y autodidactas.

Además, están trayendo de vuelta modas que generan valor para la sociedad, y que no son nada perjudiciales. Y es el caso de la artesanía, esta generación de jóvenes está resucitando tareas propias del signo pasado, y las está impulsando para que lleguen a ser conocidas. Por ejemplo, muchos jóvenes con trabajos estresantes probaron a hacer ganchillo; y no es nada raro hoy en día bajar al centro de una ciudad importante, y ver a un grupo de gente joven haciendo ganchillo o puntilla mientras hablan de sus cosas.

La artesanía llevada a las estructuras

Una de las formas en las que se está mostrando la pasión de los jóvenes, por lo antiguo o “vintage”, es en el diseño y la creación de estructuras. Me refiero a estructuras útiles, como estanterías o sillas, que se aprovechan de métodos de producción individualizados y con productos de buena calidad.

Es el caso de la cabuyería, es decir, la disciplina o saber que estudia el arte de hacer nudos, sus clases y sus diferentes y variadas aplicaciones. Esta moda deriva de las actividades derivadas del mar, en las que se realizan diferentes tipos de nudos para diferentes aplicaciones. Cada nudo tiene una función y unas características que las hacen idóneas para una actividad, por ejemplo el as de guía, un nudo conocido que se usa para sujetar cualquier objeto.

Pues bien, actualmente hay una moda a realizar estanterías unidas con cuerdas, ya que son fáciles de montar y desmontar. Y para aquellos que no tienen una casa fija, basta con un soporte en una pared o techo para montarla. También se está utilizando mucho la cabuyería para realizar decoraciones orfebres, o como método de decoración.

La cabuyería puede llegar a ser una afición adictiva, ya que debido existen muchos tipos de materiales y cuerdas con los que trabajar, y conseguir la combinación perfecta de material y cuerda, requiere una labor creativa importante. Para poder observar la gran variedad de materiales en las cuerdas, voy a destacar que existen fibras naturales y sintéticas. Las fibras naturales están compuestas por cáñamo, algodón o esparto; y las sintéticas de poliéster, polipropileno, nylon…

Encontrar la cuerda que deseas puede ser difícil, por eso siempre merece la pena tener una serie de tiendas de confianza, en la que puedes encontrar los diferentes tipos de cuerda. Internet puede ser también un buen sitio donde buscar, ya que con empresas como Cuerdas Valero, que dispone de una gran variedad de todo tipo de cordelería (y además las elaboran, envasan y etiquetan), no te hace gastar mucho tiempo para encontrar lo que deseas.

En conclusión, la generación de jóvenes denominada Millennial puede ser criticada por muchas cosas, pero lo que no se puede decir es que no esté trayendo al presente tradiciones de antaño, que permiten que el conocimiento se transmita, y que haya un punto de conexión entre generaciones.