La donación de óvulos, motivo de orgullo para nuestro país

La donación de óvulos, motivo de orgullo para nuestro país

Millones de personas en el mundo se enfrentan a lo que consideran una verdadera tragedia para sí mismas: la imposibilidad de concebir hijos. Este problema puede tener consecuencias dramáticas para una persona porque puede conducir hacia trastornos como la depresión. En el caso de las mujeres, las posibilidades de padecer depresión como causa directa de la imposibilidad de tener hijos es bastante mayor que en el de los hombres. Por suerte, existen medios que pueden cambiar su suerte.

La donación de óvulos se ha convertido en el principal medio para que muchas mujeres tengan acceso a eso que apenas hace unos años les parecía imposible: tener hijos. Son muchas las féminas que padecen problemas de impotencia en diversas partes del mundo. La donación de óvulos les permite tener la esperanza de concebir descendencia y conseguir así cumplir uno de sus sueños y alcanzar la felicidad en lugar de la depresión.

Según la información publicada por el diario El País a principios del pasado mes de julio, España ocupa la primera posición de ranking en reproducción asistida con un total de 110.000 tratamientos al año (según datos correspondientes al año 2014). Nuestro país, por tanto, supera a naciones como Rusia (casi 95.000 tratamientos) y Francia (algo más de 90.000). Son cifras para el optimismo y para sentirse verdaderamente orgullosos.

Pero lo que es un verdadero motivo de orgullo es que la técnica que permite que en España la cifra de tratamientos sea tal es la donación de óvulos. En efecto, cada año en nuestro país miles de mujeres deciden donar sus óvulos para que otras tengan la posibilidad de cumplir el sueño que significa ser madre. Un acto de solidaridad como este merece ser celebrado por parte de cada uno de nosotros y de nuestras instituciones. Es un ejemplo para el resto del mundo. Parece ser que por fin hay algo de lo que presumir en España.

Es evidente que el hecho de que haya donantes es fundamental para conseguir hacer los sueños de muchas mujeres realidad. Pero también es imprescindible que exista un grupo de profesionales que se encuentre verdaderamente especializado en esta clase de procesos. En España existen muchas clínicas especializadas en la donación de óvulos, pero es Ivi Dona la que ha conseguido convertirse en una auténtica referencia para las donantes.

Los motivos para que ello sea así no son otros que las facilidades que una clínica como tal pone a disposición de su gente. En primera instancia, realizan una entrevista que les permita conocer a la donante y que ésta conozca cómo va a desarrollarse el proceso. De ese modo podrá sentirse más segura. El hecho de que Ivi Dona cuente con varias décadas de experiencia y que posea un total de 24 clínicas repartidas por todo el territorio nacional también ofrece una vía para la seguridad y la comodidad.

¿Cómo es un proceso como el de la donación de óvulos?

Esta es, para muchas mujeres, la pregunta del millón. España es un país que, como antes hemos mencionado, se caracteriza por su solidaridad en la donación de óvulos. Muchas chicas jóvenes que todavía no tienen experiencia en la materia quieren sumarse a la generosidad de otras muchas otras y están deseosas de conocer de primera mano cómo se desarrolla el proceso. A continuación, los detalles.

Del primer paso ya hemos hablado con anterioridad. No es otro que el de la entrevista previa, en la que el principal objetivo es que donante y especialista se conozcan y la primera obtenga toda la información que desee acerca del proceso de donación. En segunda instancia, será turno de la revisión, compuesta de diferentes pruebas médicas que demuestren que no existirá ningún problema futuro en la donación ni para la donante ni para la beneficiada. Una vez cumplido con este trámite, es el momento de la estimulación, etapa que dura entre 10 y 12 días y que prepara a los óvulos para la punción, una intervención que dura menos de media hora y tras la cual la donante podrá seguir haciendo vida normal.

Pero ahí no acabará el proceso. Los profesionales de Ivi Dona se encargan a su vez de realizar un seguimiento de la donante con el paso de los días para comprobar que todo se desarrolla con normalidad, sin ningún tipo de problemas.

Son muchas las mujeres que, gracias a tratamientos y clínicas como las que en estas líneas se han descrito, tienen la posibilidad de cumplir ese sueño con el que siempre han fantaseado. Y es que ser madre es una experiencia única y que no puede hacer más feliz a una mujer. Por eso todas ellas tienen derecho a ello y por eso en clínicas como Ivi Dona trabajan sin descanso para hacerlo posible.