Casos Curiosos de Aceptación de Herencias

Muchas veces si queremos encontrar historias sorprendentes no tenemos que recurrir al último estreno de la cartelera porque son muchos los casos jugosos e increíbles que nos trae la vida misma.

Y es que, con más frecuencia de la que deseamos ni el mismísimo Hitchcock podría elucubrar algunos de los entramados y complicados casos que aparecen a diario en las noticias.

Uno de los temas que me ha llamado mucho siempre la atención es el tema de las herencias. Y es que, cuando se trata de herencias parece que siempre gana el heredero, sin embargo, hay muchas historias en las que al aceptar una herencia también se aceptan las deudas del difunto, con lo que el caso se complica.

De hecho, la aceptación de una herencia es algo que la inmensa mayoría cree conocer, pero a la hora d la verdad con muchas las “lagunas” que tenemos a nivel conceptual.

La herencia por parte del heredero es una de tantas figuras jurídicas que todos creemos conocer, es más, tenemos unas nociones de ello, pero que en el fondo resulta completamente desconocida.

La aceptación de la herencia es simplemente el acto por el que quién es llamado a una herencia expresa su voluntad de suceder al difunto. El heredero es quién sucede a título universal a una persona fallecida, eso es quien se subroga en todo lo que dicho difunto deja a su muerte (sean bienes o deudas).

Así, lo que caracteriza, de manera fundamental, al heredero es que responde de las deudas del difunto, a diferencia del legatario, y de ahí la importancia que tiene saber qué es y cómo se produce la aceptación de una herencia, pues una vez aceptada, las consecuencias pueden ser muy perjudiciales para el heredero.

Informarse con Abogados Expertos antes de la Aceptación de una Herencia

Son muchos los casos curiosos en los que se heredan también las deudas, puede que uno de los más conocidos sea el de los hijos de Jesús Gil, quien fuera presidente del Atlético de Madrid, que heredaron una multa de 105 millones de euros.

En España, las herencias se rigen en el territorio común- en algunas zonas del País Vasco, en Navarra, Aragón, Baleares, Galicia y Cataluña se aplican normas propias- por el Código Civil, y todo o casi todo debería estar lo suficientemente claro, tanto si hay testamento como si no, como para no generar problemas. Sin embargo, problemas hay, y bastantes.

Los suficientes como para que, sin ir más lejos, no sea difícil conocer de primera mano algún caso. A uno de mis primos le ocurrió con una herencia y tuvo que acudir a abogados expertos. Contó con los servicios de Aceptacionherencia, donde los abogados expertos del bufete Duran y Duran Abogados le ayudaron, asesoraron y apoyaron tras conocer todos los pormenores de su situación con el fin de que no salir perjudicado y poder contar con toda la información, para poder decidir o no si aceptaba la deuda.

En el caso de mi primo, le recomendaron que se acogiese a la aceptación de la herencia a beneficio de inventario.

De este modo, se pone en cuarentena la aceptación de la herencia hasta que se liquiden las posibles deudas del testador, para no tener que hacer frente a esas obligaciones con su propio patrimonio.

Al hacerlo asó, primero se hace inventario judicial del difunto, se comprueban cuáles son sus propiedades mobiliarias o inmobiliarias y se incluyen también las posibles deudas que hubiera contraído el testador en vida y no hubiera liquidado con la correspondiente entidad.

En caso de que existan obligaciones, se pagan todas las deudas y cargas pendientes mediante la venta de los bienes, si fuese preciso.

Por suerte para mi primo, tras hacer el inventario, en su caso, la deuda no suponía ningún problema y le resultó mucho mejor el resultado de acogerse a este inventario.

Sin duda, el asesoramiento de expertos jurídicos fue clave para él, y es que muchas veces creemos que el tema de herencias es mucho más sencillo y nunca está de más recordad la variedad de casos en los que, pese a existir unas bases legales muy sólidas en el Código Civil, no siempre está en conocimiento del heredero todo lo que implica su condición legal.

Conocimientos, por otra parte, fundamentales para aceptar una herencia con consecuencias devastadoras.